Diversas organizaciones, familiares y amigos de la machi Francisca Linconao, actualmente presa política mapuche de 59 años, investigada por su presunta participación en el asesinato del matrimonio Luchsinger-Mackay  ocurrido en 2013 tras un atentado incendiario, convocaron a una jornada de movilización nacional en apoyo a la mujer que desde el viernes 23 de diciembre comenzó una huelga de hambre líquida al interior del Hospital de Nueva Imperial en defensa de su inocencia.

“No podemos esperar, no podemos tomarnos pausa, la vida y libertad de la Machi es responsabilidad de todos y todas” rezan los organizadores a través de un evento en Facebook, llamando a participar de la instancia este lunes 26 de diciembre en distintos puntos del país, como Arica, Santiago, Valparaíso, Concepción y Buin (ver información en foto principal).

“Basta de montajes” y “No más criminalización a la lucha mapuche” son parte de las otras causas que se suman a esta convocatoria.

Previamente a su decisión de ayuno total, el estado de salud de Linconao ya era grave, tal como da cuenta una fotografía en la que se le ve notoriamente delgada y con frágil aspecto, por lo que se presume que esta medida podría poner en riesgo la vida de la mujer.