El joven mapuche, baleado por la espalda por el sargento segundo de Carabineros Cristian Rivera, en Curaco, se encontraría, según su madre, Ada Huentecol, consciente, estable y respondiendo de buena forma a las 6 cirugías que le ha realizado el equipo médico de la Clínica Alemana de Temuco.

Como indica BiobioChile, Brandon Hernández Huentecol necesitará ser intervenido en dos ocasiones más, situación médica donde los especialistas buscan revisar el estado de la fractura de su pelvis y retirar más perdigones del cuerpo del joven.

Recordemos que Hernández Huentecol, recibió el impacto de más de 160 perdigones de acero en el cuerpo, esto tras intentar defender a su hermano menor de un control de identidad realizado por Carabineros, donde lo arrojan al suelo y le disparan por la espalda en un confuso incidente que la autoridad policial ha calificado como “un accidente”.