“Quiero reiterar la declaración pública que realicé el 23 de julio de 2015, donde afirmé que la reunión a la que ella hace referencia nunca existió”. Así dice el comunicado emitido esta tarde por Enrique Correa a propósito de la comentada carta de Carmen Gloria Quintana en la que rechaza la “misa del perdón” realizada el pasado viernes en Punta Peuco.

“Debo perdonar a Enrique Correa cuando al inicio de la transición, me dice en mi cara, que me olvide, que solo habrá justicia en los casos ‘emblemáticos’”, señala parte de la carta de Quintana, quien en 1986 fue quemada viva junto a Rodrigo Rojas De Negri, quien no sobrevivió.

Así, el ex ministro de Aylwin señaló que “en relación a las declaraciones de Carmen Gloria Quintana, señalando que cuando yo ejercía el cargo de Ministro Secretario General de Gobierno tuvo una reunión conmigo en La Moneda sobre la investigación del caso que la afectó, debo con dolor señalar que esa reunión nunca existió, por lo que nunca señalé lo que ella declara”.

Correa añade que “no estuvo nunca, además, dentro de las políticas o directrices del Gobierno del Presidente Patricio Aylwin poner limitaciones a las investigaciones judiciales sobre casos de violaciones de derechos humanos como el que afectó a Carmen Gloria Quintana y a Rodrigo Rojas de Negri”, cerrando al puntualizar que “soy y he sido siempre un convencido de que las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura deben ser objeto de investigaciones que están dentro de nuestro Estado de Derecho y aplaudo que hoy se esté avanzando en el esclarecimiento de este brutal hecho”.