Los últimos 30 años Chile ha perdido anualmente alrededor de un 1,2% del PIB, cifra que nos sube a la cima de países con mayor riesgo de desastres en el mundo. Erupciones volcánicas, terremotos, tsunamis, aluviones, entre otros, son parte del día a día, por ello, la Comisión Nacional para la Resiliencia frente a Desastres de Origen Natural (Creden), realizó un informe denominado “Hacia un Chile resiliente frente a desastres: una oportunidad”el que fue entregado el martes pasado a la presidenta Michelle Bachelet.

El documento citado en La Tercera sugiere la aplicación de 14 medidas para hacer frente a los desastres naturales en los próximos 20 años. Entre ellas se consigna impulsar nuevas tecnologías y materiales de construcción más avanzados, apoyar la investigación científica para la comprensión física de las amenazas, lo cual solo puede llevarse a cabo con la contratación de más doctorados y desarrollar sistemas de alerta temprana para distintos tipo de eventos.

Gonzalo Rivas, presidente del Consejo Nacional para la Innovación y el Desarrollo (Cnid), organismo que coordinó el trabajo de la comisión, cuenta que se decidió crear un instituto tecnológico público dedicado a la resiliencia (o cómo enfrentar, adapatarse y recuperarse) frente a desastres naturales.

“Durante los próximos meses, un equipo especializado trabajará en el diseño de esta entidad que mantenga una visión de largo plazo, y que busque desarrollar condiciones para ello (…) información de calidad, capacidades de las personas, infraestructura de investigación, así como transferencia y divulgación, como también coordinar esfuerzos y capacidades de investigación y desarrollo consistentes con los objetivos del país”, dice Rivas a La Tercera.

La idea es que este instituto sea de vanguardia y encabece una gran red de universidades, centros de investigación, entidades públicas, industrias e instituciones de representación de la sociedad civil, con un gobierno corporativo equilibrado, teniendo como mandante al Ministerio del Interior.

Juan Carlos de la Llera, quien fue presidente de la Comisión y decano de Ingeniería de la U. Católica, explica que el diseño del instituto tecnológico tendrá una duración de nueve meses y dará forma a la institucionalidad que pondrá en marcha la estrategia.

Más investigadores

Además de las 14 tareas, la comisión plantea que es fundamental la formación de capital humano. Para ello se propone crear un programa especial de dobles doctorados con las mejores instituciones del mundo en los temas relacionados con la resiliencia frente a desastres de origen natural.

Este programa estaría disponible de manera piloto durante los primeros 10 años de la estrategia, permitiendo formar a un total de 230 doctorados especializados en temas de resiliencia.

“La implementación de este programa aumentaría en un 72% la cantidad de investigadores de alto nivel dedicados a estos temas”, señala el informe, ya que el actual número de doctorados científicos en el área en el país es extremadamente bajo en comparación con otros países, siendo 40 veces menor que Suiza, 10 veces menor que Alemania y 5 veces menor que EE.UU.