El fin de semana la machi Francisca Linconao, internada en el hospital de Nueva Imperial, grabó un video en el que le pedía a la presidenta Michelle Bachelet que la visite en el recinto hospitalario durante su visita a la región de La Araucanía realizada ayer.

“Le exijo que venga a verme, yo tomé la huelga de hambre, estoy sufriendo y usted entenderá, como mujer y doctora. Usted tiene que apoyar a la mujer, soy inocente del caso Luchsinger-Mackay, injustamente llevo encarcelada 9 meses, usted tiene que hacer algo”, dijo Linconao.

De visita en La Araucanía, la presidenta fue consultada sobre el pedido que le hizo la machi. Y la respuesta dejó bastante que desear. Bachelet dijo que esperaba que autoridades de salud garantizaran la estabilidad de la machi  -hoy cumple 5 días en huelga de hambre líquida- y sobre el llamado de ir a verla, dijo: “Su tema está en la justicia, así que no me pronuncio“, según consigna Bío Bío.

En el mismo lugar donde Bachelet hablaba por la prensa, una serie de personas se manifestaban por Brandon Hernández Huentecol, el joven mapuche que recibió más de 160 perdigones por su espalda y que hoy se encuentra en recuperación en Temuco.