Según informó el portal de la Cámara Alta, la senadora Lily Pérez presentó un proyecto de reforma constitucional que, entre otros, modifica el estatuto que rige a los ex presidentes de la República, eliminando completamente la dieta de la que gozan hoy.

La iniciativa pretende reducir el monto de la asignación por gastos, considerando las funciones menores que desempeña un ex mandatario en Chile. Para esto último se incluiría un elemento de proporcionalidad del gasto frente a otros montos que resulten como parámetro, como son las asignaciones que recibe un senador, diputado o ministro de Estado. Junto con ello, se establece que las asignaciones por traslación y funcionamiento de oficinas dejarán de ser con cargo del Senado y serán asumidas directamente por la Presidencia de la República.

Lily Pérez argumentó al respecto que “el contexto actual nos lleva a plantear ciertos reparos respecto a la forma que son solventadas dichas dietas y asignaciones, como a su turno la conveniencia de seguir manteniendo dichos gastos en un contexto de ajuste presupuestario, especialmente, ante el aumento de senadores que prontamente experimentará esta corporación”.