Pese a que los resultados de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) mostraron que se amplía la brecha entre distintos, el foco del debate ha estado en la salida de dos liceos municipales “emblemáticos” del ranking de los 100 establecimientos con mejor desempeño: el Liceo Carmela Carvajal de Prat y el Instituto Nacional, ambos de Santiago. Las críticas las ha encabezado Evópoli, uno de cuyos consejeros políticos culpó a Revolución Democrática, mientras que su diputado y precandidato presidencial, Felipe Kast, inició una ofensiva para matizar la ley de inclusión aprobada hace un año.

A través de El Mercurio  Kast dio a conocer una carta titulada “Salvemos los Liceos de Excelencia”, que además del diputado firman Pepe Auth, la ex ministra de Educación Mariana Aylwin, Sebastián Sichel (Ciudadanos), la investigadora del Centro de Estudios Públicos Sylvia Eyzaguirre y Freddy Stock. Allí señalan que la baja de puntajes del Instituto Nacional “es sólo la punta del iceberg de un tema mucho más de fondo y de alcances futuros más vastos: la desaparición de los liceos de excelencia. El Gobierno optó por ponerle una lápida definitiva, restringiendo la selección por criterios académicos”. Así se refiere Kast a la reforma educacional aprobada el 2015, más conocida como “Ley de Inclusión”, donde entre otros se elimina el copago y la selección.

En forma previa a la carta, miembros de Evopoli emplazaron públicamente a Revolución Democrática a hacerse cargo de los resultados de la PSU, relacionándolos con el partido de Giorgio Jackson por el rol que cumplieron militantes RD en el Ministerio de Educación en los dos primeros años de gobierno. Al respecto, el consejero Evópoli Hernán Larraín señaló que “RD es uno de los responsables de la agonía de los liceos emblemáticos. Debilitaron la educación pública y la meritocracia. Háganse cargo“.

Al respecto, el diputado Giorgio Jackson señaló a El Desconcierto que “es evidentemente un absurdo, además de un aprovechamiento político, que intenten asignar responsabilidades de la PSU 2016 a reformas que se van a empezar a implementar los próximos años. No sé si da para más comentarios”.

En tanto, consultado por la posibilidad de que se intente introducir modificaciones a la ley de inclusión, el diputado Jackson señaló que no existen motivos fundados. “Los liceos emblemáticos tienen contemplada una gradualidad especial. Además, después de la reforma de inclusión quedan con un régimen especial de selección que compensa dos cosas: que sea un espacio educativo que concentre parte de los mejores estudiantes de la educación primaria, sumado a un espacio de oportunidades para aquellos estudiantes que no necesariamente tuvieron las mejores notas en la educación primaria. No veo por qué habría que cambiar eso”.

Experta que firmó la carta, Silvia Eyzaguirre: “Es imposible evaluar la reforma a partir de estos resultados”

Sin embargo, la misma Silvia Eyzaguirre, analista del Centro de Estudios Públicos, comentó esta mañana en diario Pulso que estas medidas no podían utilizarse para evaluar los resultados de la PSU. ¿El motivo? La reforma fue planteada en forma gradual y con “regiones piloto”, por lo que hasta el momento el único lugar donde se ha aplicado es en los colegios de la región de Magallanes.

“El copago aún no se ha eliminado, el nuevo sistema de selección sólo se ha aplicado en Magallanes y para alumnos de pre-kínder, kínder y 7° básico. Todavía no vence el plazo para que los colegios dejen de lucrar, de manera que es imposible evaluar la reforma a partir de estos resultados“, señaló Eyzaguirre en la entrevista.