Hoy se conoció la declaración que dio Lucía Hiriart, viuda del ex dictador Augusto Pinochet, ante el ministro Guillermo de la Barra en el marco del caso Cema Chile, investigación que busca dar cuenta de los desvíos de dinero que realizó la fundación vendiendo inmuebles que le fueron donados por el Estado en dictadura.

El Mercurio publicó la declaración, donde Hiriart dice no saber cuántos inmuebles fueron donados a Cema y descartó que la venta de estos fueran usados para fines particulares. “Todos los dineros producto de esas ventas volvieron al patrimonio de Cema Chile. Nunca se distrajeron esos dineros para fines particulares, ni míos ni de mis familiares. Tampoco para algún integrante de la junta directiva. Todos los dineros fueron enterados a Cema Chile. Por mí no pasaba ni un centavo”, dijo.

Sobre la venta en sí de los inmuebles, dijo que era decisión que tomaba el directorio para obtener dinero para las remuneraciones y otros gastos.

La viuda de Pinochet, además, se mostró abierta a la posibilidad de que algunos de esos bienes fueran devueltos al Estado, porque  considera que la fundación que preside es un “voluntariado”. “Si los bienes raíces que actualmente posee CEMA no están siendo utilizados para los fines de la fundación, pienso que sí podrían ser devueltos al Estado, o alguno de ellos, porque creo que existe todavía un voluntariado importante que todavía quiere seguir trabajando en CEMA Chile. En lo personal me gustaría que el Estado contribuyera con CEMA Chile, tal como lo hace con otras instituciones de voluntariado”, declaró..