Petruzzi hace un repaso a su historia en el MIR y en el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA), antes de su detención en 1993, por parte de fuerzas del régimen de Alberto Fujimori, siendo condenado por traición a la patria en un país que no era el suyo.

Jaime Castillo, como consigna Resumen, fue integrante del Frente de Estudiantes Revolucionarios (FER), el frente de trabajo estudiantil del MIR, en Santiago. Saliendo del país en plena dictadura junto a su familia en 1974 con destino Francia. Allí se integra al MIR y participa a principios de los ochenta de la operación retorno, ingresando clandestinamente a Chile e integrando las tareas de la guerrilla que en 1980 el MIR intenta establecer en la zona cordillerana de Neltume, proyecto fallido tras la cacería sangrienta encabezada por la DINA.

Un par de años después de esos sucesos, y tras salvar milagrosamente, Castillo Petruzzi sale del país rumbo a Francia. Regresa legalmente, ya desvinculado del MIR, en 1989, contactándose en el año ’92 con los dirigentes del MRTA en Santiago, ante lo cual decide viajar a Perú a integrarse a las tareas de esta organización, siendo perseguido por las fuerzas fujimoristas y siendo sometido a un juicio por un tribunal cubierto, el cual lo sentenció a cadena perpetua.

Tras 23 años de prisión, y ya en Chile, Castillo cuenta a AUNA su larga travesía entre distintas cárceles peruanas, el crecimiento de su familia tras tener dos hijos en su periodo de reclusión y cómo ha sido volver a nuestro país y adaptarse en una sociedad completamente distinta en lo tecnológico y social a la que dejó.

Mira la entrevista completa acá: