Varios mineros del pique Santa Ana en Curanilahue protestan encerrados a 600 metros bajo la tierra para que el gobierno inyecte recursos y así se pueda reabrir el yacimiento de carbón en el cual han trabajado toda su vida.

Hace unos días algunos dejaron la huelga de hambre que sostiene el grupo por delicado estado de salud, sin embargo, otros trabajadores continúan con la medida de presión.

Este video, al que accedió El Desconcierto, muestra el ingreso al pique que fue bloqueado por los propios mineros para que nadie acceda al lugar donde están encerrados.

Según se ve en el registro, donde un trabajador comenta la situación de sus compañeros, existe una pequeña manguera a través de la que se ingresan líquidos para quienes están abajo.

El video es impactante pues muestra las paupérrimas condiciones que deben soportar los mineros actualmente bajo tierra.

“Lo que están diciendo ellos es que no quieren que gente externa tenga acceso a donde ellos están, eso demuestra la convicción que tienen ellos de que van a llegar hasta las últimas si no encuentran una solución a su problemática”, comenta un trabajador.

Mira el registro aquí: