El jueves 29 de diciembre, el diario argentino La Nación lanzó una dura crítica en su editorial al ex presidente chileno Sebastián Piñera.

En el artículo llamado “Cielos sin ley ni transparencia”, el tradicional periódico critica la impunidad con que se maneja el transporte aéreo en el país vecino, sobre todo ante las investigaciones sobre las coimas que habría pagado Piñera, cuando manejaba LAN, para entrar como competidor al mercado.

“Se han dado en los últimos meses una serie de hechos que van contra del respeto estricto de las normas aplicables, los que no pueden ser soslayados, ya que su rectificación hace a la seguridad jurídica de la República”, dice. Y a continuación fustiga con todo al ex mandatario, criticando que “haya reconocido ante el departamento de Justicia de los Estados Unidos y la US Securities and Exchange Commission haber pagado coimas en la época de su ingreso en el mercado nacional. Tal reconocimiento trajo la lógica consecuencia de ser sancionada en aquel país: la empresa y hasta uno de sus ejecutivos y accionistas más importantes debieron pagar más de 21 millones de dólares como multa por tal inconducta”.

“Ninguna autoridad regulatoria argentina (Ministerio de Transporte, ANAC), ante tal reconocimiento de un delito, haya realizado ni instado ninguna investigación para determinar los hechos y aplicar las sanciones que correspondieras, tarea que sí iniciaron autoridades chilenas. En nuestro país (Argentina), además de existir una investigación abierta en la Oficina Anticorrupción, un fiscal imputó al ex presidente chileno Sebastián Piñera, al ex ministro Julio de Vido y al ex secretario Ricardo Jaime por el pago de coimas por parte de LAN, denuncia que quedó radicada en el juzgado de Rodolgo Canicoba Corral”, continúa la editorial.

Según el diario, el caso de Piñera en Argentina permite que otras aerolíneas extranjeras quieran hacer lo mismo. “Lo más irónico es que la corrupción que se verificó en el caso LAN sea hoy la puerta de acceso que permitiría a Avianca compañía aérea colombiana que está gestionando las autorizaciones respectivas la compra de la empresa McAir, propiedad del padre del presidente Macri, para operar en el transporte aéreo interno de nuestro país. Todos estos hechos están demostrando que está sucediendo una cadena de errores graves que hacen imprescindible una rectificación por la salud de las instituciones”, afirma.

Argentina vive un gran debate interno sobre su mercado aéreo, ante el caso mencionado de Avianca y cómo esta aerolinea hizo negocios con el padre del presidente Mauricio Macri. Además, recientemente fue apartada de su cargo Isela Costantini de la dirección de la estatal Aerolíneas Argentinas, después de un conflicto con el gobierno que quería que la empresa se abra al libre mercado y la competencia directa de rutas. Costantini elaboró un informe técnico que dio cuenta que la apertura generaría un grave costo para la aerolínea estatal y quedaría peor de cómo está hoy. Tras de eso fue despedida de su cargo.

 

En el entorno del piñersimo sin duda les dolió la editorial de La Nación. Tanto, que su primo y ex ministro de Interior Andrés Chadwick salió a responder hoy en El Mercurio, acusando extrañeza con que se “mencione con tanta liviandad a la figura del ex Presidente, en referencia a una investigación que ya tiene seis años de duración, que estaba cerrada desde 2012, sin ninguna asignación de responsabilidades, y que fue reabierta en Argentina solo por una denuncia sin fundamento alguno, malintencionada y falsa, interpuesta por una ciudadana venezolana que tenía como antecedente una anterior denuncia por la pérdida de pasajes y equipaje en un vuelo de dicha compañía”.

“El caso ha sido investigado por la justicia de tres países y nunca, en ninguna circunstancia, se ha atribuido responsabilidad alguna al ex Presidente Piñera. Me veo en el deber de responder por el profundo respeto que tenemos los chilenos por la institución de la Presidencia de la República y la profunda molestia que sentimos cuando, desde el exterior y con falsedades, se pretende un desprestigio de ella”.