Fue un 30 de diciembre de 2004, cuando 194 almas rockeras dejaron este mundo.

Un incendio en el local ‘República de Cromañon’ marcó para siempre la historia del rock en Argentina, cuando las llamas se tomaron el recital que daba la banda Callejeros. El saldo fueron 194 muertos y 1432 heridos.

Mucho más que un simple accidente, Cromañon escondía toda una red de corrupción que llegaba hasta el entonces jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Aníbal Ibarra, quien fue destituido tras ser sindicado responsable político de la tragedia.

El incendio comenzó después de que uno de los asistentes prendiera una bengala, lo que inflamó una tela que había en el lugar. Los espectadores quisieron evacuar, pero algunas de las puertas estaban cerradas con candado, lo que provocó la muerte de muchos que se asfixiaron por los gases tóxicos.

Pese a que también perdieron la vida familiares y amigos de la banda (la pareja del líder del grupo Patricio Fontanet murió en la tragedia), durante todos estos años Callejeros ha entrado y salido de prisión en medio de los juicios. Muchos de los sobrevivientes han reclamado bajo la campaña #LibertadACallejeros y #LaMúsicaNoMata, dando cuenta que culpan a las irregularidades del local y las condiciones en que se daban los recitales de rock.

En su entrar y salir por decisiones judiciales, algunos miembros de la banda rehicieron sus carreras. Eso hasta comienzos de este año, cuando Patricio Fontanet tuvo que volver a prisión a cumplir condena de siete años.

Hoy, a 12 años de la tragedia, familias homenajearán a los fallecidos y sobrevivientes, con actos en el santuario Cromañon, el lugar donde funcionaba el local en pleno barrio Once, en el centro de Buenos Aires.

Bajo la consigna “Memoria, Verdad y Justicia para que Cromañón no vuelva a ocurrir”, en el lugar tocará la banda que teleoneó a Callejeros esa fatídica noche, Ojos Locos.

Mira acá el documental “Infierno en Cromañón”: