Los hechos ocurrieron en la Casa de Acogida Refugio Cautín, perteneciente a la región de La Araucanía, sitio donde Alicia Archivoury permaneció tras un episodio de violencia intrafamiliar por parte de su pareja. Entre los principales problemas que detectó en el recinto se encontraron faltas a la sana convivencia y errores administrativos.

“Nos trataban muy mal”, señaló a Biobiochile la mujer,  relatando además que cuando entró a la casa de acogida, ya existían varias denuncias de otras afectadas, indicando que además durante su estadía en el lugar aparte de recibir malos tratos, se registraron faltas administrativas, ya que los funcionarios no entregaban ni los alimentos ni los útiles de aseo personal primordiales para la subsistencia de mujeres y niños que habitaban el recinto, haciendo que finalmente las víctimas decidieran volver con sus parejas, ante lo insostenible de la situación.

Constanza Saffirio, ahora actual concejal de Temuco, dijo a Biobiochile que las autoridades estaban al tanto de los hechos y que tras unos meses, enviaron un informe a la directora del Sernameg para realizar modificaciones en el lugar.

El gobernador provincial, Ricardo Chancerel, señaló por su parte, que a mediados de año se encargó un informe para conocer la situación del centro, indicando que los problemas de alimentación y aseo personal ya fueron resueltos y que ahora se están efectuando ajustes de personal y de gestión, para que los recursos lleguen de forma más adecuada a las afectadas.

Gustavo Hasbún, diputado de la UDI que apoyó la denuncia de Alicia Archivury, dijo que oficiarán a la Contraloría para que inicie un sumario administrativo y que además recurrirán al Ministerio Público para denunciar la posible malversación de fondos públicos.