En entrevista con el diario de Agustín, esta mañana el presidente de la Comisión Nacional de Energía, Andrés Romero, comentó el panorama de inversiones en el área para el país y entregó su apoyo como titular de la Comisión al polémico proyecto hidroeléctrico Alto Maipo, del grupo Luksic.

Romero puntualizó la diferencia en las políticas energéticas respecto al gobierno anterior, señalando que “si hay algo distinto que ha pasado en estos casi tres años de gobierno, es que no ha habido telefonazos en el sector energético y, muy por el contrario, lo que hay es un apoyo completo de parte de la autoridad para el desarrollo de los proyectos”, aludiendo al polémico llamado de Piñera para paralizar la construcción de la central Barrancones. “La autoridad está muy comprometida con que la institucionalidad funcione y los proyectos se desarrollen. Para nosotros es muy importante que los proyectos que están en construcción se concreten”.

Y, pese a que Romero señala que “no dependemos de Alto Maipo ni de ningún otro proyecto en particular”, también agregó que, como Comisión, apoyan “completamente el desarrollo de una central como Alto Maipo y de todas las centrales que están en construcción porque tienen sus permisos y aportan a un desarrollo diversificado de la matriz eléctrica chilena”.