La inversión que realizó Bancard, firma vinculada al ex Presidente Sebastián Piñera, en una pesquera peruana en pleno juicio marítimo con La Haya, le sigue generando conflictos al ex mandatario.

Tras conocerse el hecho, nuevamente se cuestiona la relación política y negocios de Piñera, una situación que en el pasado le llevó a realizar un primer fideicomiso ciego, realizado para la campaña presidencial en que resultó electo.

Según informa Diario Financiero, la compra de Exalmar no estaba dentro del fideicomiso, porque este no incluía los negocios en el extranjero, pero ante el nivel de críticas que hay ahora, Piñera estaría adelantando a enero un anuncio de un nuevo fideicomiso ciego, el que se supone que abarcaría la totalidad de su fortuna, cifra que bordea los 2 mil 500 millones de dólares.

En un principio este anuncio se haría en marzo, cuando esperan oficialice su nueva candidatura presidencial, pero con la publicación del negocio de Exalmar, la necesidad de separar los roles de empresario y político de Piñera se adelantó.