Una joven de 20 años de edad murió en Arroyo Seco, a 350 kilómetros al norte de Buenos Aires, Argentina. Según la autopsia, la muerte se provocó luego de una crisis que se le provocó por consumo de drogas sintéticas en una fiesta electrónica.

La joven, Giuliana Maldovan, murió producto de una “hemorragia generalizada”, la que que se provocó luego de una sobredosis de éxtasis.

“La joven fallecida sufrió complicaciones por estímulo en el sistema nervioso central que le provocó hemorragias. Pero las complicaciones que se producen con el consumo de éxtasis pueden ser del orden de un accidente cerebro vascular hemorrágico, infarto de miocardio o hemorragia a nivel de vísceras abdominales“, explicó la directora del Instituto Médico Legal trasandino, Alicia Cadierno, al diario La Nación de Argentina.

La fiesta en la que participó Maldovan se realizó a las afueras de la ciudad de Arroyo Seco, por lo que se evitaron una serie de controles por parte de las autoridades locales.

Cabe recordar que este tipo de controles se aprobaron en abril de 2016, luego de que cinco jóvenes murieron y otros cinco fueron hospitalizados por consumo de drogas sintéticas, entre ellas éxtasis, en una fiesta electrónica en Buenos Aires, tragedia por la que fueron procesados tres empresarios.