Consultada por la situación de la Machi Francisca Linconao, la Ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual Grau, recordó que “Como Ministra y Ministerio hemos estado preocupadas del estado de salud de la Machi desde antes de la huelga de hambre. El Ministerio y su Servicio desarrollan una tarea permanente con las mujeres de los pueblos originarios, y tienen como desafío atender sus diversidades y distintas realidades”.

En este contexto comentó que “se ha abogado por su permanencia en el Hospital Intercultural de Nueva Imperial para que sea atendida por médicos y profesionales de salud mapuche, según su cosmovisión, desde antes que iniciara la huelga de hambre”.

A su vez, volvió a recordar la visita del viernes 23 de diciembre que recibiera la Machi tanto de la Directora Regional de la Araucanía Barbara Eytel, como de la propia subsecretaria de la Mujer y la Equidad de Género Bernarda Pérez, por mandato ministerial, para ver y manifestar la preocupación por su salud y transmitir la preocupación también porque iniciara una huelga de hambre.

La autoridad ministerial aprovechó la ocasión para referirse a las gestiones realizadas en el caso de Lorenza Cayuan, “por ejemplo, como Ministerio intervinimos en el caso de Lorenza Cayuan, visitándola desde el primer momento y reivindicando el derecho de toda mujer, también de las mujeres privadas de libertad a tener un parto humanizado, rechazando las condiciones que se denunciaron por la prensa y que aún se encuentran en investigación por Gendarmería”.

A partir de este caso, el Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género, gestionó una mesa de trabajo con Gendarmería de Chile, Subsecretaria de Justicia y subsecretaria de DDHH, para trabajar la integración de la perspectiva de género en el trato a las mujeres privadas de libertad, en especial en el caso de traslados a centros asistenciales y salud, y muy en particular en situaciones de parto, garantizando el parto humanizado.

Finalmente, la Ministra Pascual reiteró que “estamos pendientes de las condiciones de las mujeres en los procesos judiciales, en este caso en particular, de la salud de la Machi Francisca Linconao, como autoridad ancestral”.