La imagen de Juan Carlos Espinoza vestido con su uniforme de bombero y llorando frente a su casa totalmente consumida por las llamas del incendio que este lunes se desató en Valparaíso, fue tal vez la postal más cruda de la tragedia. Pero también la mas noble porque el hombre, pese al dolor, no trepidó en seguir apagando el fuego de otras casas, y no dirigir sus esfuerzos a la suya.

Fidel Rudolffi fue el fotógrafo que captó la secuencia de imágenes en que el voluntario de la 16a Compañía de Bomberos de Valparaíso es consolado por amigos y familiares mientras continuaba sus labores para apalear el fuego que consumió cerca de 222 casas y dejó al rededor de 19 heridos. 

No sólo el empresario Leonardo Farkas se conmovió con su profunda empatía, publicando en su cuenta de Twitter que le regalará dos millones de pesos, sino también cientos de chilenos que durante estos días no han dejado de alabar la acción de Espinoza. Así también se vio en redes durante la emisión del programa Mentiras Verdaderas de este miércoles 4 de enero, al que el bombero fue invitado.