El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, cuestionó duramente el anuncio de la Presidenta Michelle Bachelet de no entregar subsidos en zonas de riesgo de la ciudad y así incentivar a que los damnificados por el incendio que destruyó más de 200 casas en la Quebrada Verde, dejen el lugar.

Según informa El Dínamo, tras visitar el albergue dispuesto en el Polideportivo de Playa Ancha, la jefa de Estado recordó que tras el megaincendio del 2014 se creó un Plan Maestro, donde una de sus medidas era “irse a lugares que no sean riesgosos. Algunas personas se fueron a Quilpué o Villa Alemana”, lo cual pretende replicar en aquellos afectados que vivían en tomas y campamentos.

Ante este escenario, Sharp fue tajante para manifestar que los vecinos no deben moverse de la ciudad y que la comunidad porteña debe elaborar un nuevo Plan Maestro.

“Se ha señalado que existe un plan de manejo de catástrofes que puede ser que está en el papel, pero en los hechos no existe (…). Hay gente que todavía está esperando su casa, hay un consultorio, el de Las Cañas que todavía no se reconstruye, entonces aprendamos de la experiencia del 2014”, dijo el edil.

Además Sharp detalló que “este Plan Maestro lo que busca es asegurar vida digna a todos los habitantes de Valparaíso sin distinción, porque al final los que terminan siempre quemándose son los más pobres de nuestra ciudad. Entonces el manejo de quebradas, una política del manejo de la basura integral, la necesidad de hacer grandes obras de infraestructura en la ciudad son cuestiones que van en la línea de pensar en Valparaíso como una ciudad segura”.

“En Valparaíso tenemos espacio en muchos lados, no tenemos que hacer que la gente se vaya a San Felipe o Los Andes. En el plan, en Playa Ancha, hay espacios para poder constituir viviendas que permitan asegurar vida digna”, concluyó.