La Fiscalía está investigando tres empresas que contrató la bancada UDI, para asesorías exgternas, por una supuesta triangulación de honorarios a terceras personas relacionadas al partido.

Según informa La Tercera, la investigación por presunto fraude al Fisco surge tras las denuncias realizadas por la ex jefa de prensa del partido Lily Zúñiga, quien señaló que se trata de “empresas o agencias montadas de manera irregular para prestar servicios a parlamentarios, con la finalidad de buscar retorno de recursos”.

Su denuncia corresponde a la declaración que dio el 9 de septiembre de 2016 y que se mantuvo reservada hasta la semana pasada.

En ella también precisó que “Pablo Santiago (ex asesor de la bancada UDI) dice que el sistema es que se pedía un monto por el trabajo o contrato, un millón o dos millones de pesos, y la empresa hacía unos informes supuestos, se pagaba el monto por los trabajos hechos, pero se retornaba el 50 por ciento a las personas que había contratado o la bancada de diputados”.

Por esta razón, Santiago fue citado a declarar en octubre pasado donde negó haber sido quien le entregó dicha información a Zúñiga.

Las empresas aludidas son Sociedad Legal, perteneciente a los hermanos Pablo y Luis Cantellano de profesión abogados; Visión Legislativa y Parlamentaria, formada por el abogado del caso tsunami, Carlos Ferlie, y su mujer, Claudio Toro; y B&C, del ex diputado Sergio Bobadilla y su esposa, María Ximena Crovetto.

Las asesorías las habrían desarrollado entre 2014 y 2016, por casi 400 millones de pesos.