En sus primeras declaraciones públicas luego de que el fiscal a cargo de las muertes del Sename, Marcos Emilfork, decidiera solicitar su formalización por apremios ilegítimos a Lisette Villa (7), la ex educadora de trato directo del Cread Galvarino, Conne Fritz, conversó con la revista Sábado de El Mercurio y contó su impresión de los hechos por los que será formalizada.

Conocida como “la tía Cony”, Fritz reconoció que llegó a la entrevista con la directora del centro, Mónica Monje Lutjens, a confesarle que respecto al cuidado de niños no tenía “ni un estudio”,a lo que le respondieron que “no, si aquí hay que tener cuarto medio y pasar las pruebas, la entrevista y la psicológica”.

Fritz, quien según testimonios revelados por El Desconcierto es la cuidadora acusada de sentarse encima de Lissette generando su asfixia, señaló que “uno puede querer mucho a los chiquillos, pero no por eso deberías trabajar ahí. No por quererlos estás capacitado”. Su testimonio también expresó la crisis del Sename, al señalar que  “nunca va a haber personas más calificadas. Siempre van a tener personas como yo. No es la idea. Pero entre que esté una persona como yo, que los quiere, y otra que está por las ‘lucas’, mejor que esté una persona que los quiere”.

La autocrítica de Fritz llega al señalar que “hasta ahora siento que no hicimos todo lo que tendríamos que haber hecho. Siento que no le cumplí. Porque tendría que haberla salvado. No se tendría que haber muerto si yo estaba ahí”