En el marco del cambio de administración que significaría la aprobación del Servicio Local de Educación Pública, hoy en trámite en el senado, el rector del Instituto Nacional estudia distintos cambios. Esto, ya que el colegio pasaría de ser administrado por la municipalidad de Santiago hacia el nuevo organismo.

En entrevista con El Mercurio, el rector Fernando Soto señaló que se están conversando dos modificaciones: ampliar los cursos de básica para que los alumnos entren más pequeños a la institución e, inéditamente, el ingreso de niñas al colegio. Respecto a lo primero, Soto declaró que “en el contexto del término de la selección, le propondremos a nuestra comunidad estudiar, con mucho cuidado, el que los estudiantes no ingresen en 7° básico, sino que en cursos más pequeños, como alguna vez lo fue”.

El segundo debate, históricamente postergado, recibió un fuerte respaldo público luego de que en septiembre pasado la pequeña Marina Ascencio le dirigiera una carta a la presidenta Michelle Bachelet pidiéndole ingresar al Instituto Nacional, lugar donde estudió su papá.