Un equipo del Colegio Médico y del Instituto de Derechos Humanos (INDH), llegó a las Región de La Araucanía para observar el estado de la machi Francisca Linconao, de cinco adhirientes a la causa mapuche que permanecían en huelga de hambre y de Brandos Hernández, quién fue baleado por Carabineros.

Respecto al estado de Linconao, relacionada al caso Luchsinger MacKay, los médicos que la atienden detallaron que tiene una baja de peso “muy importante” y que está en proceso de realimentación.

“Ella tiene una gastritis muy severa que es una de las cosas que tiene muchas complicaciones, tiene una osteoporosis importante, tiene probablemente el problema de una hernia discal, un soplo cardíaco que está en estudio y tiene una enfermedad obstructiva crónica – que no es de tabaco – en conjunto, asociado a su daño nutricional. Esto no sólo se provocó en la huelga de hambre, ella había bajado previamente seis kilos entre mayo y octubre mientras estaba detenida. Estos seis kilos son muy importantes, estamos hablando entre 49 a 43 kilos, en una persona que mide 1.55. Y esto sumado al proceso digamos que ya tiene que ver con una condición espiritual de desvitalización al no estar en el contexto espíritual que para ella es relevante”, detalló a Emol, Enrique Morales médico integrante del departamento de Derechos Humanos del Colegio Médico.

En tanto, de acuerdo a los cinco presos que estaban en huelga de hambre en la cárcel de Temuco, se comprobó que el sábado depusieron su huelga en vista del traslado de la machi, por lo que ahora se mantienen en un proceso de recuperación.

“Ellos completaron diez días en huelga de hambre. Ellos partieron de una condición mejor a pesar que hay dos de ellos que tienen problemas metabólicos sus capacidades de reserva les permitía afrontar más tiempo. Tienen que tener cuidado y vigilancia por supuesto pero la situación de ellos les permitía más tiempo. En el caso de la machi no había tiempo. Era cosa de días no de semanas era porque ella partía en unas condiciones más complejas afortunadamente los huelguistas depusieron la huelga de hambre porque ellos tenían mayor reserva energética de lo que tenía la machi”, dijo Morales.

Finalmente, sobre el estado de Brandon Hernández, el joven de 17 años que fue herido por un carabinero, desde el Colegio Médico aseguran que su situación es “particularmente grave”.

“El está un estado de gravedad bastante permanente. Lo relata el médico de la Unidad de Cuidadados Intensivos. Es una situación compleja porque el tiene graves lesiones (…) Los perdigones penetraron a través de la región de la espalda, atravesando la piel, los músculos, impactando en el hueso provocando una fractura en los huesos y penetrando hacia la cavidad abdominal y provocando una serie de lesiones en el tubo digestivo. (…) No es posible ponerlo de pie tiene una fractura inestable en su pelvis esto tiene que ser reconstituido para eso falta bastante tiempo, también tiene una herida abdominal abierta por requerir cirugía que está en rehabilitación y en cierre progresivo, pero aún no es posible cerrarlo. También tiene un daño a nivel intestinal”.

El jefe de la sede regional La Araucanía del INDH, Federico Aguirre informó que de las visitas emanarán informes de carácter médico y técnico: “Se va a acompañar en el caso de Brandon al proceso judicial que está abierto en el cual nosotros como INDH hemos comparecido como querellantes. El día jueves de la semana pasada el director del INDH interpuso en Collipulli en el Juzgado de Garantía la acción penal bajo la figura de homicidio frustrado que es la hipótesis que le estamos ofreciendo al tribunal para los efectos de que investigue los hechos relacionados con Brandon. En relación con los huelguistas y la propia machi Francisca también va a haber un informe de seguimiento sobre el estado de salud que es la continuación de otras observaciones que hemos hecho en conjunto con el Colegio Médico”.

Respecto a cómo se ha abordado la situación de la machi Linconao, Aguirre sostuvo que han expresado una serie de preocupaciones, entre ellas, la aplicación de la Ley Antiterrorista.

“Es una legislación que se encuentra reñida con ciertos estándares internacionales en materia de DD.HH. y es una cuestión respecto de la cual el Instituto ha manifestado y expresado su preocupación. Como consecuencia de la aplicación y la invocación de esa legislación la machi no ha podido cumplir con la resolución judicial en su domicilio bajo la figura de arresto domiciliario. Afortunadamente esa situación se enmendó la semana pasada y hay una serie de derechos que se ven involucrados en relación a la presunción de inocencia y garantías procesales. El instituto con motivo de ese procedimiento judicial también está llevando a cabo un proceso de observación al proceso judicial, ése es un tema de preocupación y de interés del instituto”, concluyó.