En entrevista con El Mercurio el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, reaccionó ante el cambio de medidas cautelares obtenido por la machi Francisca Linconao luego de una huelga de hambre que se extendió por 14 días. Abbott criticó hechos como la visita de diputadas oficialistas a la machi en el hospital o el envío de un abogado del Ministerio del Interior para alegar en una audiencia, ante la negativa del equipo de la Intendencia de Temuco de pedir el cambio de cautelar, ya que durante todo el año han pedido su prisión preventiva.

Así, Abbott señaló que “cuando se hacen afirmaciones categóricas diciendo que la persona es inocente, sin tener los antecedentes y sin haber un juicio previo, arrogándose una posición que no corresponde, por cierto que es una intromisión en la función propia del Poder Judicial”, criticó.

“Resulta curioso que se hagan afirmaciones categóricas a partir de la falta de conocimiento de las investigaciones”, agregó Abbott, quien se mostró seguro de que cualquiera que acceda a los antecedentes que maneja el Ministerio Público “tiene que llegar a la conclusión de que, sobradamente, se ha cumplido el estándar que la ley establece para solicitar el enjuiciamiento de las 11 personas que hoy están acusadas de un crimen atroz“, añadiendo que para la machi Francisca Linconao “existen los mismos antecedentes que respecto de los otros diez participantes, más el señor Celestino Córdova, ya condenado”.