Hoy falleció el filósofo y sociólogo polaco, Zygmunt Bauman, a los 91 años en Leeds, lugar donde residía desde hace años, según informa Gazeta Wyborzca, diario de su país.

Se trataba del creador del concepto de la “modernidad líquida”. Fue uno de los intelectuales clave del siglo XX y cabe destacar que se mantuvo activo hasta sus últimos momentos.

Según informa El País, Bauman nació en Polonia (Poznan, 1925) y era un niño cuando su familia, judía, huyó del país y del nazismo a la URSS. En 1968 tuvo que abandonarla, desposeído de su puesto de profesor y expulsado del Partido Comunista en una purga marcada por el antisemitismo tras la guerra árabe-israelí. Renunció a su nacionalidad, emigró a Tel Aviv y se instaló después en la Universidad de Leeds, que ha acogido la mayor parte de su carrera. Su obra, que arranca en los años sesenta, ha sido reconocida con premios como el Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades de 2010, junto a su colega Alain Touraine.