Esta mañana el Instituto Nacional de Derechos Humanos emitió una declaración en la cual se informaba que su director, Branislav Marelic, condenaba el “acto delictual” sufrido el día de ayer por el presidente de Codelco, Óscar Landerretche.

En el comunicado además se instó al Ministerio Público “a la realización de una investigación eficaz, con el fin de esclarecer los hechos y sancionar a todos quienes resulten responsables, en el marco de un debido proceso”.

La declaración no fue muy bien vista por el diputado de la UDI, Gustavo Hasbún, quien dijo sobre el INDH: “Este organismo se ha transformado en un ente político manejado por la izquierda”. Luego agregó: “Se ha convertido en un organismo protector de estos asesinos desquiciados que quieren imponer temor en la población”.

El reparo de Hasbún fue el hecho de que el INDH haya llamado al atentado contra Landerretche un “acto delictual”. “No puede ser que digan que fue un acto delictual, cuando a todas luces es un atentado terrorista”, dijo el parlamentario por La Florida.

Ante esto, agregó: “Debemos revisar la continuidad de este Instituto en la legislación chilena, tomando en cuenta que ya contamos con una subsecretaría de DDHH, por lo que no se hace necesario tener una ONG de protección a terroristas”.