El panel del programa Estado Nacional de TVN este domingo contó con el retorno de Carlos Larraín, actual vicepresidente de Renovación Nacional y ex senador por la Región de los Ríos, quien había estado alejado de la política luego de que su hijo, Martín Larraín, atropellara y le causara la muerte a Hernán Canales en 2013.

El ex senador intentó tener un tono humorístico durante el programa -que cuenta con otros panelistas como Cecilia Pérez, Francisco Vidal y Bárbara Figueroa- y habló a lengua suelta sobre diversos temas.

Uno de ellos fue el aborto, al calificar la ley que lo despenaliza en tres causales como una “burrada monstruosa” y aseguró que era “someterse a los dictados de Planned Parenthood, creado en Manhattan por una señora llamada Margaret Sanger, que era nazi”.

También habló de inmigración, diciendo que fueran bienvenidos los inmigrantes. “Además hablan castellano y se persignan, y no usan velos ni se suben a camiones con explosivos. Es gente que quiere vivir como nosotros, entonces bienvenida la inmigración”, dijo.

El vicepresidente de RN además calificó la Asamblea Constituyente como “la peor de las espontaneidades”, agregando: “Qué más entretenido que dejar a este país sin esqueleto. ¡La delicia, que se desplome el país!”.

Uno de los últimos temas que tocó fue el conflicto en la Araucanía, a propósito del inserto dque la Sofofa publicó esta semana solicitando “medidas extraordinarias”. Al referirse al conflicto, Larraín dijo: “Han quemado 20 iglesias. Cuando los pobres capuchinos, esos con barbas y sandalias, oye les enseñaron a vivir, les enseñaron a leer, les rescataron el mapudungún -una novia de mi suegro fue monja en Cherquenco y le enseñaba a los niños a escobillarse los dientes y a vivir mejor, y ahora han quemado veinte capillas…¿Tú te imaginas que le hubiese llegado un chisporrotazo a la sede del Partido Comunista en Cherquenco?”.

Revisa el video completo en la página de TVN.