Según reveló esta mañana La Tercera, el ex ministro del Interior Rodrigo Peñailillo (PPD) volvió a declarar en el marco del caso SQM el pasado 5 de diciembre. Su testimonio fue revelado hoy, destacando que el ex ministro de confianza de Bachelet negó haber intermediado entre su ex par de Hacienda, Alberto Arenas, y la empresa Asesorías y Negocios, que financió la “precampaña” del 2013.

“Cabe recordar que Giorgio Martelli fue el administrador electoral de la campaña presidencial del año 2005 y yo trabajaba en calidad de jefe de gabinete de la candidata presidencial de ese momento. Además, él era militante del partido al que yo pertenecía (PPD)”, dice Peñailillo en su nueva declaración, según La Tercera. Así, Peñailillo mantiene su primera declaración, señalando que no participó de la constitución como empresa de Asesorías y Negocios, que solo recomendó algunos nombres para que trabajaran en la elaboración de contenidos y contradijo algunas de las declaraciones previas de Martelli y su antiguo compañero en el gabinete de La Moneda, el ex ministro de Hacienda Alberto Arenas.

Además, Peñailillo también negó haberse contactado en esa época con el empresario Jorge Rosenblut, quien según Martelli era el encargado de conseguir las donaciones de las empresas. “En 2012 tampoco me reuní con él. Durante 2013 puede que nos hayamos reunido más de alguna vez en el contexto de la campaña presidencial”, señaló.

Otro de los puntos que Peñailillo rebatió a Martelli fueron las contrataciones que sugería, ya que al terminar su contrato con Asesorías y Negocios en marzo o abril del 2012 el ex ministro del interior recomendó a, al menos, 7 personas para la empresa de Martelli, incluyendo varios del “G-90” del PPD. Los nombres incluyen a Harold Correa, Flavio Candia, Gabriel Sepúlveda, Robinson Pérez y Héctor Cucumides, así como también María Estela Ortiz, actual secretaria ejecutiva del Consejo para la Infancia.

Luego de dejar Asesorías y Negocios en abril de 2012 Rodrigo Peñailillo trabajó durante un año con el estudio jurídico Harold’s and Johns, propiedad de su amigo y correligionario PPD Harold Correa y Alex Matute Johns. Esta empresa también es investigada ya que recibió pagos de empresas del grupo Angelini y un préstamo de $ 10 millones de AyN. En su declaración, Peñailillo insistió en la idea de las asesorías: “Ellos tenían un conjunto de clientes y solicitaron de mí, después que me fui de AyN, orientación en temas económicos, políticos, legislativos y de responsabilidad social empresarial. Se hacían informes, los discutíamos en conjunto y los despachaba Alex”, dice.

El único tema sobre el que se negó a responder fue el objetivo de su viaje a Nueva York, donde trabajaba Bachelet por esos años.“No voy a ahondar en el tema”, declaró.