Durante la jornada de este martes 17 de enero, se llevó a cabo en la Cámara de Diputados la votación de la ley de Violencia Intrafamiliar, destinada a aumentar la penalidad y demás sanciones aplicables para el caso de delitos cometidos en contra de menores de edad y otras personas en estado vulnerable.

Tras el bochornoso episodio vivido en la mañana en la cámara baja, luego que sólo llegaran 36 de los 120 legisladores, en la tarde hubo otro hecho que llamó la atención. Pese a que el proyecto fue aprobado con 73 votos a favor y 0 en contra, hubo 11 abstenciones: todas por parte de diputados y diputadas del Partido Unión Demócrata Independiente, UDI. 

Juan Antonio Coloma, María José Hoffmann, Patricio Melero, Andrea Molina, Ernesto Silva, Issa Kort, Javier Macaya. Celso Morales, Renzo Trisotti, Enrique Van Rysselberghe y Felipe Ward fueron los parlamentarios que se abstuvieron ante la decisión de legislar sobre el maltrato infantil.