En la mayoría de los países del mundo, los ex mandatarios se llevan una pensión vitalicia como reconocimiento a sus años liderando los asuntos del Estado. Ad portas del inminente cambio de mando en Estados Unidos -que se concretará este viernes- La Nación.com.ar elaboró un listado que describe los montos que los ex presidentes reciben tras dejar su cargo.

Por ejemplo, en el caso de Barack Obama, éste pasará de cobrar 400.000 dólares anuales como mandatario a 205.700 como ex jefe de Estado. En el país estadounidense, los ex presidentes reciben un sueldo similar al de un ministro, además de una oficina equipada y sueldos para sus empleados, viáticos, cobertura médica y protección del servicio secreto de por vida.

Siguiendo en el ránking a Estados Unidos, Chile se posiciona entre la lista de ex presidentes con mejor pensión vitalicia de toda la región. En nuestro país, los ex mandatarios reciben US$ 13.871 por mes, además de otros beneficios, como la cobertura de sus gastos de traslados y oficinas. En la Constitución, artículo 30, se explicita que los ex presidentes deben recibir una dieta equivalente al sueldo de los senadores, que actualmente supera los 9.121.806 pesos chilenos.

Los gastos de traslados, que incluyen peajes, combustible y gastos fijos del vehículo, contemplan un monto fijo de 1.682.812 pesos chilenos y los ex mandatarios nho están obligados a rendir. Sin embargo, los gastos destinados a su oficina sí deben ser rendidos todos los meses. En octubre de 2016, dichos gastos fueron de entre 6.470.353 y 7.788.164 pesos chilenos para Sebastián Piñera y Ricardo Lagos, respectivamente.

Luego de Chile, los países que lo siguen en el ránking de pensiones vitalicias más altas para ex presidentes son Argentina, Colombia, México, Perú y Bolivia. En Brasil y Uruguay, en cambio, no existe una pensión especial para ex mandatarios.