El XIV Congreso de las Juventudes Comunistas de Chile (JJCC) se desarrolló durante el sábado 14 y el domingo 15 de enero. En esta instancia, se produjo un cambio en la dirección política de la organización, la que estuvo marcada por el recambio en el Comité Central: Camilo Sánchez y Reinaldo Morales son ahora el nuevo presidente y secretario general, respectivamente; esto en reemplazo de la diputada Karol Cariola, que deja su cargo de secretaria general dentro de la organización.

Además de ello, hubo relevos de varios dirigentes de “la Jota”, algunos de los cuales pasan ahora a formar parte del partido y algunos cambios en sus principios. Uno de los más trascendentes fue los que tienen que ver con la igualdad de género, los cuales llegan como una respuesta a la crítica histórica que se le ha hecho a los comunistas chilenos de ser parte de un partido machista y homofóbico.

Son tres las medidas que las JJ.CC. aprobaron, de manera unánime, en relación a la igualdad de género dentro de su organización: la incorporación de criterios de justicia de género en la composición de su Comité Central; la declaración de ser una organización feminista y que lucha por la erradicación del patriarcado como principios rectores; y el establecimiento de sancionar como faltas graves hechos relacionados con violencia de género, homofobia, lesbofobia y transfobia.

Matilde Méndez, secretaria general de la Fech y que hizo las veces de delegada durante el congreso, comentó con El Desconcierto las medidas tomadas en la instancia. “Se aprobó que ningún género, en sentido negativo o positivo, podría estar representado por más del 60% de los miembros del comité central”, explica. La dirigenta estudiantil enfatiza que se estableció de ese modo porque no es una cuota de género fija y que puede variar. Este año, por ejemplo, el comité quedó conformado por un 42% de mujeres y un 58% de hombres, pero puede variar a la inversa y así.

“Aún queda mucho por avanzar en nuestra organización, pero es una señal importante, pues el feminismo no solo se declara, sino que se practica”, finaliza Méndez, quien se declara feminista.