A través del ministerio de Hacienda, el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC) recomendó a Michelle Bachelet, llevar a cabo modificaciones que permitan ampliar las opciones de pago con tarjeta y así acabar con el monopolio de Transbank.

Ya en noviembre de 2015, la Fiscalía Nacional Económica (FNE) había solicitado al TDLC que propusiera un cambio luego de considerar que el monopolio que esta empresa ha ejercido desde 1991, perjudica no sólo al comercio, sino también a los consumidores.

“Prohibir la actuación conjunta de los bancos emisores en la adquirencia”, señala el texto que el pasado viernes 13 de enero el TDLC redactó para proponer la modificación de los preceptos legales o reglamentarios necesarios para fomentar la competencia en la industria de medios de pago con tarjetas; refiriéndose a que los bancos deberán operar de forma independiente al afiliar nuevos comercios. “En materia de medio de pago hay que distinguir dos cosas: la adquirencia y el procesamiento. La adquirencia es básicamente ir a un local a afiliar el comercio y cobrarle una tarifa por hacerle todo el trámite que implica el pago con tarjeta. El procesamiento tiene que ver lo tecnológico. No hay ninguna razón para que los bancos actúen en forma conjunta en la primera parte”, señaló el fiscal Mario Ybar sobre este punto, en una entrevista publicada en La Segunda.

Aún queda la respuesta del Ejecutivo, quien debe argumentar si acogerá o no la petición del TDLC. Es necesario recalcar que las propuestas no tienen efectos vinculantes ni obligatorios. Según indica BioBioChile, intentaron contactarse para conocer la postura del ministerio de Hacienda, pero optaron por no referirse al tema.