Una integrante de la agrupación feminista Femen interrumpió este martes la presentación de la figura del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el Museo de Cera de Madrid; desnuda de la cintura para arriba y gritando “Grab patriarchy by the balls” y posteriormente “coged al patriarcado por los huevos”, su traducción al español.

La mujer, que además tenía su estómago rayado con “grab back”, se resistió durante varios minutos a ser sacada del lugar, tiempo que aprovechó para acaparar las cámaras y repetir incansablemente su proclama mientras un funcionario trataba infructuosa y torpemente de taparle sus pechos.

La inauguración de la estatua en España se realizaba de manera paralela al inicio del mandato del empresario estadounidense, cuya esfinge comenzó a elaborarse el 9 de noviembre, día en que fue confirmado como Presidente electo.

No es primera vez que Femen utiliza la esfinge de un político para protestar. En 2016, otra activista atacó con una estaca de madera la estatua del presidente ruso, Vladimir Putin, en el museo de cera Grevin de París, tras ser invitado al aniversario número 70 del desembarco de Normandía.