Indignación en agrupaciones LGBT causó el revés que durante la jornada de este miércoles se vivió en el Senado, luego que la comisión de Derechos Humanos -que analiza 120 indicaciones a la normativa de la Ley de Identidad de Género en la cámara alta- aprobara excluir a los menores de 18 años de la posibilidad de cambiar legalmente su nombre y su sexo registral.

Esta y otras indicaciones fueron presentadas por el senador Andrés Allamand (RN), y aprobada con los votos de Jacqueline van Rysselberghe (UDI), Manuel José Ossandón (Independiente) y Manuel Antonio Matta (DC). Este último ya había dado indicios de su postura ante el tema, cuando en noviembre de 2016 -y luego que la Corte Suprema cuestionara los requisitos para el cambio de nombre y sexo de menores- dijo a T13.cl que él estaba “abierto a revisar, a re-analizar. Eso no significa que uno vaya obligatoriamente a considerar la opinión de la Corte, a hacerla propia, pero sí hay que analizarla”.

Para el presidente de Iguales, Luis Larraín, la situación es “grave”, señalando al respecto que “los senadores de Chile Vamos han presentado una y otra vez nuevas indicaciones que son idénticas a las que ya han sido votadas y rechazadas. Eso hasta hoy, que lograron dar vuelta a un senador de la Nueva Mayoría. Los niños trans tendrán que seguir teniendo un carné que no los representa y los excluye del sistema escolar, lo cual se traduce en una bajísima escolaridad y una expectativa de vida que no supera los 40 años”.

Asimismo, para el vocero del Movilh, Rolando Jiménez lo que sucedió “es impresentable, pues lo que se debe garantizar es la igualdad de trato a las personas trans desde la más tierna infancia, para garantizar un desarrollo armónico que mejore su calidad de vida”, agregando que “hoy los senadores se han pronunciado contra el interés superior del niño”.

El año 2016, la Municipalidad de Providencia había lanzado la campaña #PonteEnMisZapatos en apoyo a los niños y las niñas trans.