Durante el pasado martes, la masiva inasistencia de parlamentarios a la Cámara de Diputados generó rechazo y una serie de críticas a los y las honorables del Congreso Nacional. Luego de varios minutos de espera, la sesión de esa mañana debió ser suspendida, porque sólo llegaron 36 de los 118 diputados habilitados para votar y la mayoría de ellos no se excusó previamente.

Pese a las duras críticas desde redes sociales y todo el mundo político, el episodio se volvió a repetir hoy jueves, cuando nuevamente se volvió a suspender la sesión por falta de quórum. Esta vez, fueron apenas 34 parlamentarios los que se encontraban presentes en el hemiciclo.

La sala se constituyó a las 10.25 de la mañana. Pero después se percataron que varios de los parlamentarios abandonaron el hemiciclo, por lo que se suspendió la sesión. Minutos más tarde volvieron a la sala retomando su trabajo sobre el proyecto de ley que busca sancionar la asociación de estereotipos negativos a la mujer en la publicidad.

El día de ayer, el presidente de la Cámara Osvaldo Andrade había hecho una propuesta de registro de la hora a la que entran y salen los parlamentarios del Congreso. Lo ocurrido hoy no sería solucionado: el problema es que diputados y diputadas marcan su entrada y después se retiran.