El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este lunes una reforma ministerial de diez cargos que pasa por la salida de su canciller, David Choquehuanca, y del ministro de la presidencia, Juan Ramón Quintana.

Choquehuanca, que estuvo junto a Morales desde el 2006 y era uno de sus más cercanos colaboradores, dejó su cargo que será ocupado por el abogado, investigador aymara y ex jefe de protocolo de la Cancillería boliviana, Fernando Huanacuni. Por otro lado, el ex parlamentario y también abogado René Martínez será el sustituto de Quintana en el Ministerio de la Presidencia.

Durante su discurso de despedida, Choquehuanca ratificó su respaldo al proceso de cambio y aseguró que “volverá a trabajar a las bases”.

Morales, quien inicia su doceavo año en el poder, también eliminó las carteras de Transparencia y de Autonomías -que integrarán otros ministerios- y creó la de Energía, que estará a cargo del ex gerente de la Empresa Nacional de Electricidad Rafael Alarcón. Todo eso, con la vista puesta a buscar una nueva reelección en 2019.

En la nueva estructura figuran cuatro mujeres, que representan un 20% del gabinete presidencial: Ariana Campero, que fue ratificada en el Ministerio de Salud; Gísela López que es la nueva ministra de Comunicación, en reemplazo de Marianela Paco; Wilma Alanoca, que reemplaza a Marko Machicao en Culturas y Mariana Noya, que ocupa el Ministerio de Planificación, donde estaba René Orellana.

Con los cambios implementados este lunes, la única figura que permanece desde que Morales asumió el poder en 2006 es su ministro de Economía, Luis Arce.

“Hay que seguir trabajando y planificando”, remarcó en su discurso Morales, quien aseguró que su gabinete trabajará para eliminar problemas como la “microcorrupción”.

Morales tiene 58% de popularidad, aunque un 63% rechaza que se postule por cuarta vez a la presidencia, según una encuesta publicada este lunes en un medio local. Su partido, Movimiento Al Socialismo (MAS), estudia mecanismos constitucionales para habilitar su nueva candidatura a pesar de que el pasado mes de febrero el mandatario perdió un referéndum para modificar la Constitución y optar a un cuarto mandato.