El presidente de Bolivia, Evo Morales, cumplió este domingo once años de gestión con la aprobación de 58 por ciento del pueblo boliviano. Así lo revela una encuesta de la empresa Equipos Mori publicada por el diario El Deber, que señala también que el mandatario mantiene un amplio apoyo en las cuatro principales zonas urbanas del país: La Paz (oeste), Santa Cruz (este), Cochabamba (centro) y El Alto (oeste).

Sin embargo, paradójicamente, los resultados de la consulta también indican que el 63 por ciento considera que el mandatario debería concluir su mandato en 2020 y no presentarse a la reelección.

La repostulación de Evo Morales para liderar un cuarto mandato (2020-2025) es una opción que el partido oficialista Movimiento Al Socialismo (MAS) viene estudiando en los últimos meses. Eso, luego de que en febrero de 2016 el presidente intentara conseguir la habilitación para presentarse a las próximas presidenciales mediante un referendo para modificar la Constitución, que limita a dos los mandatos presidenciales. Pero -por un margen muy estrecho- el presidente boliviano no alcanzó el 50% de apoyo.

Precisamente, en una entrevista en clave autocrítica publicada por el mismo medio, Morales reconoció que fue un error aceptar la consulta sobre la reforma constitucional: “Quién sabe, debimos esperar. En 2014 y 2015 hubo elecciones, en 2016 también. La gente estaba cansada de campaña y urnas, ese fue un error, no calculamos. Por eso me reclaman, mucha consulta, pero creo que la democracia no termina en el voto, se construye todos los días con reuniones, audiencias y consultas”, dijo.

Más allá del referéndum constitucional

A finales de 2016 el MAS anunció cuatro fórmulas para repostular a Morales a la Presidencia. Proponen una reforma de la Constitución ya sea a través de una recolección de firmas de al menos 20% del padrón electoral de Bolivia, o bien mediante   la aprobación de dicha reforma por dos tercios de los votos en la Asamblea Legislativa. Otra opción es la renuncia de Morales a su cargo seis meses antes del final de su actual periodo, el 22 de enero de 2020; y finalmente, la cuarta vía propone que el Tribunal Constitucional haga una interpretación sobre la elección y reelección de presidente y vicepresidente.

Evo Morales, quien en 2014 recibió una autorización del Tribunal Constitucional para postularse a su tercer y actual mandato, cambiará este lunes de gabinete para iniciar su 12º año de gestión.