Le cambiaron las condiciones. Pese a que después del triunfo de Donald Trump, el ministro de Relaciones Exteriores chileno Heraldo Muñoz fue el primero en salir a ratificar el polémico TPP, hoy la escena fue exactamente la contraria. El nuevo presidente de Estados Unidos confirmó su política proteccionista y firmó un decreto para ratificar la salida de su país del que iba a ser el tratado de libre comercio más grande del mundo. Unas horas después, Muñoz enfrentaba los micrófonos para confirmar lo mismo: El TPP no va más.

“Con la salida de Estados del TPP el proyecto en Chile se cancela”, afirmó derechamente el canciller. “El TPP tal cual lo conocíamos ya no está sobre la mesa. Eso no significa, sin embargo, que Chile cambie de rumbo”, agregó para tratar de calmar las aguas y ratificar que el país seguirá buscando acuerdos de libre comercio. Lo contrario que Trump y Estados Unidos están haciendo.

Pese a esto, Muñoz asistirá a la reunión programada para el próximo mes en Viña del Mar donde se analizaría la situación del tratado junto a los otros diez países miembros: Australia, Brunei, Canadá, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Antes de conocerse la decisión de salida por parte del gobierno, la organización Chile sin TPP había llamado a dejar de ser “más papista que el papa” y abandonar el acuerdo.