Durante este martes, un llamativo inserto en El Mercurio llamó la atención de los lectores. Firmado por María Elena Troncoso, quien se desempeña como secretaria ejecutiva de la Comisión Nacional de Bienes Culturales de la Iglesia Católica de Chile, según los datos de Radio Villa Francia, es una férrea activista anti aborto y ya ha publicado otras inserciones en el mismo medio para expresar su postura.

En esta ocasión, Troncoso pagó por dar a conocer una particular visión del momento actual que vive el país, en medio de los incendios forestales que ya han arrasado con miles de hectáreas.

“Y siguen propagándose los incendios. También en nuestra Araucanía estamos sufriendo el ataque de ONG’s internacionales llenas de dinero que buscan quitarnos territorios, incluso a nuestros compatriotas araucanos que tienen que salir todas las noches a defender sus tierras: contaron los brigadistas que en una emboscada, un colega fue interceptado por unos encapuchados vestidos de mapuches y al lograr coger a uno y quitarle la capucha… ¡era rubio y de ojos azules!”, describió.

La activista agregó que, a esta situación, se suma “el verdadero ‘bullying’ que estamos sufriendo en nuestro Chile desde hace muchos años: ya perdimos la Patagonia, los campos de Hielo Sur y hace poco el Triángulo de Tarapacá”, señaló, describiendo todas las supuestas pérdidas de territorio que ha experimentado el país.

En su inserto, Troncoso sostiene que, como egresada de Ciencias Políticas de la Universidad de Chile, “estos conflictos se generan en nuestras riquezas mineras y en nuestra poca población”. Además, culpó a las grandes potencias de querer crear desde La Araucanía “un Chile del Norte y uno del Sur, como en Vietnam y Corea, quien sabe…”.

Al finalizar, la activista católica volvió a la carga en su rechazo al proyecto de despenalización del aborto en tres causales, asegurando que “lo más trágico de todo es que algunos chilenos, en vez de pensar en nuestro interés humano y nacional, tratan de copiar costumbres de esas potencias, la peor: Ley de aborto o asesinato del hijo por su madre, mientras influyen en los negocios del erotismo en la TV, cine y vestimentas, las principales causas de las violaciones”.