Por veinte votos a favor, quince en contra y dos abstenciones el Senado aprobó esta mañana la idea de legislar sobre el proyecto de ley que despenaliza el aborto en tres causales: peligro de vida de la madre, inviabilidad fetal y embarazo producto de violación. El proyecto, ingresado por el gobierno de la presidenta Bachelet en enero de 2015, ya superó el primer trámite en la Cámara de Diputados y hoy avanza en el segundo, pese a que senadores de RN y la UDI ya anunciaron que acudirán al Tribunal Constitucional.

Quienes votaron a favor fueron los senadores Pedro Araya (DC), Isabel Allende (PS), Carlos Bianchi (IND), Alfonso de Urresti (PS), Guido Girardi (PPD), Carolina Goic (DC), Felipe Harboe (PPD), Ricardo Lagos Weber (PPD), Juan Pablo Letelier (PS), Carlos Montes (PS), Adriana Muñoz (PPD), Alejandro Navarro (PAIS), Lily Pérez (Amplitud), Jorge Pizarro (DC), Jaime Quintana (PPD), Rabindranath Quinteros (PS), Fulvio Rossi (IND), Eugenio Tuma (PPD), Ignacio Walker (DC), además del senador y candidato presidencial Alejandro Guillier (IND).

En tanto, votaron en contra los senadores Andrés Allamand (RN), Francisco Chahuán (RN), Juan Antonio Coloma (UDI), Alberto Espina (RN), Alejandro García Huidobro (UDI), José García (RN), Antonio Horvath (IND), Hernán Larraín (UDI), Iván Moreira (UDI), Manuel Ossandón (RN), Víctor Pérez (UDI), Baldo Prokurica (RN), Jacqueline Van Rysselberghe (UDI), Ena Von Baer (UDI) y Patricio Walker (DC).

Las dos abstenciones vinieron desde el jefe de bancada de la DC, senador Andrés Zaldívar, y el senador Manuel Antonio Matta del mismo partido. Así, la totalidad de los senadores de RN y la UDI votaron en contra. Pese a eso, la senadora y presidenta de Amplitud, Lily Pérez, señaló luego de la votación que “es clave decir que aquí no se puede caricaturizar entre oposición y gobierno. Soy una mujer de centroerecha y voté a favor”, para luego  recordar que con esto se vuelve a la legalidad que rigió en Chile desde la década de 1930 hasta el año 1989, en la que se permitía el aborto terapéutico.

La aprobación de la idea de legislar fue celebrada por las organizaciones que impulsan el proyecto como Miles y Corporación Humanas. Al respecto, una vez aprobado se escucharon gritos de “Si se puede” en la sala a modo de celebración, mientras que las activistas llamaron a defender la causal de violación durante el plazo de ingreso de indicaciones, que se estima dure hasta marzo.