Un cruel episodio se vivió la noche del viernes pasado en la villa Santa Teresita de San Felipe. Sin provocación, un grupo de inmigrantes haitianos fue atacado por vecinos del sector con piedras y bombas molotov.

Tanto Carabineros como la Gobernación confirmaron el hecho, que pese a su gravedad, no tiene detenidos ni identificado a los agresores, según consigna el diario El Aconcagua.

Eduardo Léon, gobernador provincial y Carolina Fernández, subcomisaria de Carabineros, llegaron hasta el lugar la tarde del lunes para obtener el testimonio de los afectados, quienes aseguran haber estado preparando algo de cenar cuando, sorpresivamente, un número indeterminado de personas los insultó, lanzó piedras y dos bombas molotov.

Carabineros llegó al lugar e impidió que la situación pase a mayores.  “Hasta ahora nunca hemos conocido problemas de esta índole donde migrantes hayan estado involucrados. Por lo mismo tomaremos las medidas del caso para que este tipo de situaciones no se repitan”, afirmó Eduardo León.