En relación al desastre provocado por la serie de incendios forestales que afectan el territorio nacional, desde el Colegio de Ingenieros en Recursos Naturales de Chile (Cirnach) enfatizaron la necesidad de reorientar la forma de abordar las catástrofes hacia la prevención y adoptar una planificación territorial que ordene el paisaje para disminuir impactos de eventos potenciados por cambio climático, que proteja los ecosistemas naturales remanentes y que también mejore el desempeño de los servicios ecosistémicos para uso, beneficio y protección de las comunidades humanas.

A través de un comunicado, el Cirnach señalo que -debido al alza sostenida de las temperaturas como consecuencia del Cambio Climático y procesos como el cambio de uso del suelo y sequía, además de un paisaje altamente inflamable constituido por plantaciones forestales- el Estado debe orientar sus políticas y programas hacia un nuevo modelo forestal.

Para ello se señala como imperativo no prorrogar el Decreto Ley 701 de Fomento Forestal, reducir el tamaño y continuidad de los parches de las plantaciones forestales de rápido crecimiento, generar cortafuegos entre parches de vegetación pirófita para la aislación de eventos de incendio, así como restaurar ecológicamente la vegetación nativa en corredores biológicos, esteros, canales y zonas estratégicas.

Entre otras demandas, se destaca la necesidad expresada por el Cirnach de dejar de lado la respuesta reactiva hacia este tipo de eventos como usualmente ocurre desde las instituciones y la sociedad, y el involucramiento directo de las FF.AA. en capacitación para prevención y control de incendios forestales.