El paso del SuperTanker por Chile, el avión cisterna desarrollado especialmente para la lucha aérea contra el fuego, está siendo ampliamente cubierto por la mayoría de los medios de nuestro país, generando gran expectación ciudadana sobre la ayuda que podría efectivamente prestar ante la tragedia que consume bosques y viviendas del sur.

El avión no ha dejado de ser TT durante estos días, y su seguimiento ocupa las principales noticias del incendio. La efervescencia en torno a este, impulsada ahora por la noticia de que la familia Luksic donará los gastos necesarios para que la máquina permanezca de una a dos semanas más en Chile, ha sido criticada por algunos ciudadanos que denuncian a través de redes que el foco del problema se perdió.

El usuario de Facebook y militante de Revolución Democrática, Pablo Paredes, publicó en su cuenta personal un texto en el que critica “la hollywoodización de la tragedia”, señalando que “los matinales han construido una curva dramática en donde el vuelo del avión es el desenlace (y no lo es el fin del fuego)”, y agregando que ahora la historia es sobre “‘un avión milagroso’ versus ‘autoridades que no aceptan ayuda'”. Su comentario también hace eco en algunas publicaciones en Twitter, que no sólo cifran todas las esperanzas del fin del incendio en la nave, sino que además intentan obtener beneficios en miras a la campaña presidencial a costa de este, como puede verse en publicaciones de algunos políticos, como lo recogió El Desconcierto.

Lee la publicación acá: