Hasta la oficina Iguales llegó el candidato presidencial y actual senador independiente Alejandro Guillier para abordar la agenda de diversidad sexual que actualmente se discute en el país. La cita se enmarcó en una serie de reuniones que la fundación sostendrá con los distintos candidatos presidenciales y cuyos ejes principales son el respaldo al matrimonio igualitario con filiación, las mejoras a la Ley Antidiscriminación y el pronto despacho del proyecto de identidad de género.

Respecto del matrimonio igualitario con filiación, el candidato explicó que apoyaría e impulsaría esta iniciativa, por considerarla fundamental para combatir la discriminación contra las parejas del mismo sexo. “Nosotros apoyamos el matrimonio igualitario con adopción porque es un tema de justicia. Hay cosas que van más allá de los cálculos electorales y que hay que sacarlas adelante por principios y ésta es una de ellas, por lo que va a estar en nuestro programa de gobierno”, dijo Guillier.

“Intentaremos reunirnos con la mayor cantidad posible de candidatos/as a la presidencia para garantizar que nuestras demandas estén incluidas en el programa del próximo gobierno. El camino que se inició en 2012 con la Ley Antidiscriminación y siguió en 2015 con la Ley de Unión Civil debe seguir con la Ley de Identidad de Género, el matrimonio igualitario y el combate activo contra la discriminación. Es lo mínimo para dejar de ser ciudadanos de segunda categoría. Valoramos que el senador Guillier se haya comprometido con nuestras demandas”, señaló Luis Larraín, presidente ejecutivo de Iguales.

En cuanto al fortalecimiento y mejoras a la Ley Antidiscriminación, Guillier se comprometió, en caso de ser electo presidente de la República, a estudiar las falencias de la misma y a buscar medidas que la potencien y entreguen herramientas reales a las personas que se han visto vulneradas tanto por su orientación sexual como por su identidad de género.

Sobre este punto, Emma de Ramón, integrante del directorio de Iguales, le hizo saber al candidato la importancia esencial que la mejora de esta ley tiene para las personas de la diversidad sexual. “El precio que estamos pagando por la apertura de la sociedad chilena es muy alto. A los gays, trans y lesbianas nos siguen golpeando, nos siguen matando y, por lo mismo, tener una ley robusta que prevenga, proteja y sancione los actos de discriminación no es algo trivial”, dijo De Ramón.

Sobre la el proyecto de ley de identidad de género, que el 7 de mayo cumple cuatro años de tramitación en el Congreso, se comprometió a intentar destrabarla, a agilizar su discusión y, además, a reponer la indicación que permita a niños, niñas y adolescentes a ser parte de esta iniciativa. “Los menores deben ser incluidos porque ya desde los 14 años un niño tiene claridad sobre su identidad de género, por lo que no hace sentido excluirlos”, dijo Guillier.
En el compromiso también se incluyó la necesidad de mantener un vínculo continuo con las organizaciones de la diversidad sexual y con velar por complimiento del fallo Atala, que obliga al Estado de Chile a capacitar a sus funcionarios en materias de diversidad sexual.

Caso Calvo

Un tema esencial para Fundación Iguales es el rol que Guillier jugó como director de prensa de Chilevisión en la inhabilitación del juez Daniel Calvo, quien llevaba el caso Spiniak. Luego de que los/as representantes de Iguales le manifestaron sus reparos con el actuar que tuvo en esa oportunidad, Guillier explicó el contexto y las razones por las que procedió de esa manera, asegurando que veló por el bien superior de los niños vulnerados y que nunca estuvo dentro de los objetivos de la información periodística exponer a Calvo.