Hans Dieter Linneberg, miembro del directorio de SQM y representante en Chile de la empresa dueña del avión SuperTank, le puso precio a su codiciada aeronave anti-incendios: US$9.936.000.

Según informa The Clinic, Linneberg realizó un amplio lobby ante el gobierno para que contrataran su avión, incluso antes de las ofertas de Lucy Ana Avilés de “donar” el avión a Chile.

Según Avilés, están financiado seis días de funcionamiento del avión en el país. Pero la empresa le hizo una oferta al Estado, donde detallaba que el SuperTanker tiene un costo diario de 330 mil dólares. El valor por 30 días de operación roza los 10 millones de dólares.

Además, el uso del avión implica otras cosas como la autorización para operar en Chile, el permiso y uso de pistas, combustible, etc.

Pese al alto costo, la familia Luksic se ofreció para hacerse cargo de financiar sus operaciones en el país.