Durante esta mañana, el Centro Nacional de Alerta Temprana dio cuenta de la situación que enfrenta el país tras varios días de múltiples incendios forestales activos. Según los datos aportados por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), de un total de 135 incendios a nivel nacional, 59 de ellos ya han sido controlados, mientras que 71 focos  se mantienen aún en combate y solo 5 han sido extinguidos. Las cifras hablan de una superficie total de 387.374,38 hectáreas afectadas.

La presidenta Michelle Bachelet ha sido enfática en señalar que se trata del peor incendio que ha vivido Chile en su historia. Hasta el momento, se calcula que hay más de 3.270 damnificados, con 2.025 personas albergadas, 1.089 viviendas destruidas y un total de 11 fallecidos.

Durante esta mañana, la presidenta confirmó que hay siete escuelas completamente destruidas por los incendios.

Los recursos desplegados para enfrentar la situación también están haciendo historia: en la zona, trabaja un total de 46 aeronaves (aviones y helicópteros) de CONAF, ONEMI y FACH. A la vez, se estima que hay  4.500 personas trabajando en labores de control y extinción de incendios, incluyendo a funcionarios de las Fuerzas Armadas, brigadistas de CONAF, voluntarios de Bomberos, estamentos del Estado, personal municipal, Gobernaciones, Intendencias y empresas privadas.

En este contexto, se mantiene el Estado de Catástrofe decretado por la presidenta Bachelet sobre cuatro regiones del país:

Además, ya se reportó el arribo al país de brigadistas desde México y Perú durante el pasado viernes, mientras que hoy sábado 28 de enero, llegará a Chile un nuevo equipo de voluntarios desde Francia, España y Portugal, que se suman al equipo de avanzada de franceses arribado el martes 24 y los brigadistas colombianos que arribaron el jueves 26.

Durante esta mañana, el SuperTanker realizó su primera descarga en la zona de San Nicolás, mientras que se espera que el avión ruso Ilyushin II-76, ofrecido por el gobierno de Vladimir Putin para combatir los incendios forestales, llegue durante la noche del domingo.

Por su parte, la presidenta destacó el comportamiento de la población ante la catástrofe y recalcó que “Chile se va a levantar todas las veces que sea necesario”.