Una pequeña caja a las afueras del edificio de la Contraloría General de la República generó todo un operativo policial en Antofagasta, pues Carabineros de la zona pensó que podría tratarse de un aparato explosivo. Pero no, eran un grupo de pequeños gatitos.

Según informa Soy Chile, el capitán de la Tercera Carabineros decidió el aislamiento del lugar y llamó al Gope para verificar el objeto. Al abrirlo, encontraron a los 4 felinos, tres machos y una hembra, que fueron trasladados a la misma comisaría, donde fueron alimentados, hidratados por los oficiales.

Carabineros llama a las o los antofagastinos que quieren adoptar a los gatos a acercarse a la comisaría ubicada en  Baquedano con San Martín. Tienen apenas 3 meses de edad.