Durante el pasado viernes y sábado, el Congreso Nacional Ampliado de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) aprobó cambios de estatuto con 84 mil votos ponderados. Sin embargo, la propuesta aún debe ser revisada por el observador de la Dirección del Trabajo, quien deberá confirmar si se cumplió el requisito estatuario de 3/5 de los votos necesarios para realizar dichos cambios. La respuesta será comunicada en 90 días.

Según consignó La Tercera, en la instancia, se acordó repetir las elecciones de la directiva nacional en abril próximo. Además, se definió mantener para ellas el sistema de votación indirecto y solo en el año 2020 se cambiará la modalidad a elecciones directas.

Desde la directiva, los representantes provisorios de la CUT celebraron la decisión, dando por superados los cuestionamientos que han puesto en entredicho la legitimidad de la organización y su capacidad de representar fielmente a los trabajadores asociados. El secretario general de la CUT, Nolberto Díaz, señaló a El Mercurio que “estos nuevos estatutos harán de las próximas elecciones un proceso normal, democrático y transparente“.

Por su parte, la dirigenta nacional de la ANEF Orietta Fuenzalida, señaló que las y los trabajadores salieron perdiendo otra vez después de estas modificaciones. “Era importante dar una señal esta vez y que se hicieran elecciones directas este año. Esta discusión viene a darnos la razón a quienes sostuvimos que había fraude electoral”, argumentó.

La dirigenta sindical criticó que los puntos de divergencia fueran votados a mano alzada en la instancia, asegurando que “se supone que en esos puntos íbamos a usar el voto ponderado. Pero usan la votación a mano alzada solo cuando les conviene”.

Por último, Fuenzalida aseguró que el escenario sigue complejo para la organización sindical: “Esto no resuelve la crisis. Solo lo resuelve para un grupo reducido en la cúpula sindical, pero el conflicto de los trabajadores sigue igual. Yo creo que deja aún más complicada la situación, porque veníamos con expectativas y queríamos devolverle la credibilidad a esta organización”.