Luego de que El Desconcierto denunciara que 20 familias colombianas quedaron en la calle junto a sus hijos pequeños, después de ser desalojados de una propiedad situada en Almirante Barroso N°260, la Municipalidad de Santiago reaccionó durante el pasado domingo, anunciando que realizarán diversas gestiones para ayudarlos.

A través de un mensaje compartido a través de sus redes sociales, las autoridades comunales aclararon que la razón por la que fueron desalojados no tiene relación con el municipio, sino que se “se trata de un litigio entre privados, donde un tribunal competente decretó dicha acción judicial”.

Sin embargo, señalaron que “ante la precaria situación en la que quedaron las personas, la Municipalidad de Santiago -dentro de sus facultades legales- las está apoyando en su reubicación, con subsidios de arriendo, bodegaje, transporte de enseres y traslado a casas de familiares y amigos“.