Se espera que a las 5 de la mañana de este martes aterrice en el país el avión ruso Antonov, que tal como su símil Ilyushin II-76 (conocido como “Luchín”), ya tiene un sobrenombre: “Toño”.

Antonov es un avión de carga, el más grande del mundo. A diferencia de “Luchín” y del SuperTanker, no sirve para apagar incendios directamente, sino que es capaz de transportar hasta 4 helicópteros para que combatir el fuego.

De hecho, llegará con equipos de última generación: tres aeronaves Bell 205A1+++ de una capacidad de 1600 litros y un K-Max 1200 con doble rotor y capacidad para 2 mil 700 litros.

Una de las unidades Bell  posee una tecnología de visión nocturna, lo que le permite operar de noche.

En las redes sociales, era qué no, ya están expectantes a la llegada del “Toño”.